NUTRIENTES

nutrientes2Los NUTRIENTES son sustancias químicas indispensables para el buen funcionamiento del organismo.

Todos los nutrientes son importantes, dado que son el combustible que nuestro cuerpo necesita para mantenerse saludable.
Para que un alimento sea considerado “alimento” tiene que tener nutrientes. Una forma de verificar si un alimento tiene nutrientes es observando si aún conserva su textura, su color y su sabor original. Si esta desprovisto de estas cualidades, como suele suceder con los alimentos refinados e industriales, seguramente ya no contiene sus nutrientes naturales.
Entonces, para obtener nutrientes de buena calidad debemos mejorar la fuente de donde obtenemos estos nutrientes. Eligiendo preferentemente alimentos integrales, orgánicos y cuidando los métodos de preparación para no dañar sus propiedades.

Los Nutrientes indispensables para el buen funcionamiento del organismo son cinco:

MACRONUTRIENTES (Necesitamos en mayor cantidad)
* Hidratos de carbono
* Proteínas
* Grasas

MICRONUTRIENTES (Necesitamos en cantidades pequeñas)
* Vitaminas
* Minerales

Sus funciones son básicamente:

  • Proporcionar energía para el desarrollo de nuestras actividades diarias y el mantenimiento de las funciones esenciales del organismo. La mayor fuente de energía es el Hidrato de Carbono y en menor medida las Grasas y Proteínas.
  • Dar estructura, construir y regenerar nuestro propio cuerpo. La principal fuente son las Proteínas aunque también se utilizan pequeñas cantidades de otros nutrientes.
  • Intervenir en los procesos metabólicos e inmunológicos. Facilitar y controlar las funciones bioquímicas que tienen lugar en el interior de los seres vivos. Estas funciones pertenecen principalmente a las Vitaminas y Minerales. Aunque también pueden intervenir las Proteínas.

Un plato de comida equilibrado debe constar con las proporciones adecuadas de cada nutriente. Esta proporción se extrae del estudio de la leche materna, que es nuestro alimento primario.

La ingesta diaria de nutrientes debe ser de un 55% de hidratos de carbono de buena calidad, un 15% de proteínas y un 30% de grasas saludables.

Estos porcentajes pueden variar según los requerimientos energéticos diarios de cada persona.

Romina Molina – Asesora en Dietética y Nutrición Natural